Tratamientos con algas para la circulación y el volumen

Un alga es un organismo distinto a las plantas terrestres, capaz de realizar fotosíntesis exigencia y obtiene su carbono orgánico con la luz del sol, existiendo varios tipos clasificados a partir de su color y forma.

Desde la antigüedad, las algas marinas se han utilizado como tratamiento para muchos tipos de enfermedades crónicas y enfermedades para la piel, debido a su gran cantidad de nutrientes y vitaminas.

Las algas se consumen con especial importancia en la gastronomía china, Japón y corea desde épocas prehistóricas, teniendo en cuenta que no todo tipo de alga puede comerse ya que la mayor par,  te de las algas comestibles son marinas y la mayor parte de algas de agua dulce son toxicas.  A pesar de ello algunas de las algas marinas pueden contener ácidos que irritan el canal digestivo o tener efectos laxantes.

En países occidentales, se consume un gran porcentaje de algas en los alimentos, y en algunos otros países son consideradas como un vegetal marino muy importante, convirtiéndose en un elemento importante para su dieta, aportando sabor y propiedades nutritivas en la cocina occidental.

Existen distintos tipos de algas comestibles, las cuales se pueden utilizar en conjunto con distintas comidas, aportando sabor y textura, además brindando gran cantidad de propiedades importantes para la salud, que ayudan a mantener una buena circulación sanguínea, a controlar el peso corporal y en general ayudan  a combatir distintas enfermedades,

Arame, la cual contiene vitaminas A, B1, B2 y calcio, favorece la circulación y tiene un sabor suave con textura blanda.

Espirulina , es rica en antioxidantes, vitaminas, minerales, ácidos grasos omega, ácido fólico y oligoelementos, que mejoran en gran medida el fortalecimiento de la piel, las uñas, el cabello y otras partes del cuerpo.

Nori, es una de las más consumidas y conocidas, utilizadas en la elaboración de sushi, sopa, pasta, y cereales, la misma es rica en proteínas, yodo y vitaminas, además es efectiva para combatir el cansancio.

Kiziki, es rica en fosforo, y trae grandes beneficios para la piel, aumentando la resistencia a las radiaciones ultravioletas.

Kombu, ayuda a prevenir el colesterol y la tensión sanguínea, también ayuda a facilitar la digestión.

Entre los beneficios más reconocidos de las algas, está el efecto de anti envejecimientos que las mismas proporcionan, ya que la cantidad de tirosina, vitamina E y selenio en combinación, ralentizan el envejecimiento de las células y además desintoxican y rejuvenecen a las mismas.

La circulación sanguínea lleva el oxigeno al cerebro y todas partes del cuerpo, desde los pulmones hacia todas las extremidades, es decir que para tener una buena salud necesitas una buena circulación sanguínea, por lo cual es muy importante contar con tratamientos eficaces para favorecer el buen funcionamiento corporal y asi tener una buena salud.

Es posible obtener muchos tratamientos anti celulíticos que contienen algas, ya que promueven la vasodilatación local y aumentan la circulación sanguínea y el flujo linfático. Las algas reactivan la eliminación de grasa además regulan el metabolismo de las grasas.